Thursday, November 01, 2012

Reforma Laboral


Artículo Publicado en la Edición de Noviembre de la revista Players´s of Life

Yo tuve el lujo de estudiar la preparatoria en un internado en el estado de Wisconsin, Estados Unidos. Recuerdo que al inicio de cada ciclo escolar, nos juntábamos los compañeros, después de no vernos durante el verano y platicábamos todas nuestras aventuras; salían al tema novias, vacaciones, travesuras y todas las cosas que un adolescente hace en época vacacional. Entre  las conversaciones que sosteníamos siempre había un importante diferenciador entre los alumnos mexicanos y nuestros compañeros americanos. Los jóvenes americanos trabajaban durante sus veranos, la gran mayoría tenían “summer jobs” (trabajos de verano). Estos trabajos variaban desde trabajar un par de horas al día en un restaurante hasta conseguir una pasantía en una empresa internacional, despacho de abogados, etc… fuera lo que fuera, ellos llegaban a la escuela con dinero el banco, un compañero hasta logro juntar para comprar su primer coche.


Todo esto fue posible a las leyes laborales de ese país que permiten la contratación temporal y por hora de fuerza laboral. Muchos de mi ex compañeros, a la hora de acabar la universidad ya contaban con un currículum fuerte para cuando iban a solicitar su primer empleo de tiempo completo.  Para otros, esas “chambitas” fueron la razón por la cual pudieron asistir a la universidad, gracias a los ingresos y a la flexibilidad de horarios que estos trabajos les proveían. Otros, ni siquiera fueron a la universidad, gracias a la experiencia acumulada en estos trabajos, y la historia bancara y crediticia que estos empleos formales les generaron, pusieron sus propias empresas (con prestamos bancarios) saliendo de la prepa. Más allá de la recompensa económica que estos trabajos les daban, fueron una parte importante de su formación como personas y emprendedores. Los mexicanos, en su mejor caso presumíamos de trabajo “informal”  y en la mayoría de los casos no hacían nada productivo.

La reforma laboral , que cada día se encuentra mas trabas, es una necesidad actual. La actual Ley Federal del Trabajo, expedida en 1970, no contemplaba fenómenos sociales como los NINI´s que bien se pudieran mitigar a través de trabajos temporales y por hora; tampoco contemplaba la importante desmaterialización de la economía (Diseño, desarrollo de software, desarrollo de TI) que se presta a emprendimiento personal y a los famosos “freelancers” que trabajan por proyecto. En 1970 no existían las tazas de madres solteras que hay hoy en día y que se beneficiarían de las propuestas de la legislación.

Aclaro, no es que estas personas actualmente no estén trabajando, si lo hacen, pero lo hacen en la informalidad y sin los beneficios sociales del estado. En mi opinión, mas que una  boom de generación de empleos (que si se puede dar) un gran beneficio de lo propuesto en esta reforma facilitar la inclusión a la formalidad de muchísimos profesionistas y trabajadores que actualmente laboran en los obscuro. Esto no solo fortalecería la estabilidad económica y social del país, pero también, desde un punto de vista mas pragmático, mejoraría la recaudación. Imagínate que una madre soltera o de familia pudiera tener un empleo de 5 horas al día en lo que sus hijos están en la escuela. ¿Cuánto incrementaría ese sueldo  (con prestaciones de ley) el bienestar de su familia?

Si se llegara a pasar esta reforma, actualmente atorada en el Senado, se romperían años de un estancamiento en la materia (han existido aproximadamente 500 esfuerzos de distintas escalas  en reformar la Ley Federal del Trabajo),  esto enviaría un mensaje importante a inversionistas extranjeros que México se esta poniendo a la par de los países desarrollados en materia de productividad y competitividad. Estoy seguro que esto sería un elemento importante para muchas empresas que estén decidiendo donde invertir, y esas inversiones si generan empleos.

Nota al margen.

Cuando deje de fumar hace más de un año, me preocupé porque comencé a subir de peso. Le platique de esto a un psicólogo quien me aconsejo “un reto a la vez”. Cuando me sentí seguro de que ya había dejado el cigarro, me puse a dieta. Hoy sigo sin fumar y ya baje todo el peso que subí. A los legisladores , particularmente a los Senadores, les recomiendo lo mismo “un reto a la vez”. Saquen esta reforma laboral. El reto de la transparencia sindical, ya será un siguiente paso.

1 comment:

Anonymous said...

( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)