Monday, August 13, 2012

Para Freddie, con amor.

Freddie Mercury cambió el mundo. 

A finales de los años 80, se provocó una controversia en varias preparatorias en los Estados Unidos ya que las autoridades educativas querían prohibir que sonará la canción We are the champions , del grupo Queen, en las ceremonias de graduación de los alumnos. Esta decisión, promovida por los sectores mas conservadores de la sociedad , se daba gracias a la notoria homosexualidad de  Freddie Mercury, que en la opinión de los educadores, era una mala influencia para los alumnos.  

Los alumnos no se vencieron. Inspirados por la letra de aquella canción que se les negaba - We´ll keep on fighting, till the end-  lograron doblar las manos de aquellos que se ostentaban de educarlos, volviéndose ellos los educadores y promotores de la igualdad, tolerancia y aceptación. Fueron campeones. We are the Champions sonó en las graduaciones de ese año. We are the champions sigue sonando en todas las graduaciones del todo el mundo el día de hoy.

Este episodio lo recordé a la hora de ver a Freddie en las pantallas gigantes en la clausura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y al ver a los miembros de Queen hacer vibrar el estadio de Wembley , una vez más, con sus canciones. Cuando salió Queen al escenario a entonar We will rock you, acompañados de Jessie J, sólo pensé: “pinche Freddie, eres irremplazable  cabrón“. Solté una lágrima. Jessie J cantaba, pero Freddie estaba allí.

Son pocos los artistas que pueden unir al mundo con sus canciones. Yo he escuchado las canciones de Queen en bares de heavy metal, antros pop, Iglesias Cristianas y bodas gay. Siempre son coreadas. Hoy en día, hasta los padres más conservadores permiten que sus hijos se tomen fotos con “Freddie the Lion” (mascota de la ONG Mercury Pheonix Trust para apoyar a la mitigación del SIDA, enfermedad que cobro la vida del cantante. ) 

Todos aman a Freddie, por que Freddie amaba al mundo.  Basta ver su presentación en el concierto de LIVE AID (13 de Julio de 1985) en el estadio de Wembley (http://www.youtube.com/watch?v=eQsM6u0a038) para ver como Mercury se entrego en cuerpo y alma a los presentes. Esta interpretación, alabada por muchos como la  mejor  presentación en vivo de la historia del rock muestra a Freddie como lo es. Un súper hombre.


Lo mejor de Freddie es que nos saca lo mejor a todos. A aquellos alumnos estadounidenses les dio causa en exigir sus derechos. A todos los autores que intentan reproducirlo, como lo hizo Jessie J en las Olimpiadas o George Michael en su homenaje les  exige llevar su talento al límite. Sus canciones son himnos para activistas y para minorías. Sus letras nos hacen reflejar y nos inspiran a dar mas de nosotros. Yo corrí casi dos kilómetros más una mañana gracias a que la canción Don´t stop me now sonó en mi Ipod.  

























Freddie fue lo que fue, por que era lo que era. Cada vez que se subía al escenario, se desnudaba para el público. Esa es la honestidad que inspira, la que nos motiva a ser mejores. Gracias a Freddie Mercury este mundo es un poco mejor. La gente es un poco mas valiente, y un poco mas dispuesta a ser quienes son.



Pinche Freddie, como te extrañamos. Cómo te queremos. Cómo nos haces falta.

No comments: